Química y Vida

Nuestra comprensión del mundo material depende de nuestro conocimiento de la química, así como de nuestra capacidad para controlar los descubrimientos de esta ciencia. Los elementos químicos tienen una presencia fundamental en toda la materia conocida y, además, intervienen en todos los procesos de la vida. A la química moderna le debemos la mayoría de los avances terapéuticos, los progresos alimentarios y los adelantos tecnológicos conseguidos en el siglo XX. Esta ciencia no sólo ha revolucionado la fabricación de medicamentos, vestidos y cosméticos, sino también la difusión de la energía y la producción de aparatos tecnológicos. Es fundamental conocer mejor la química para utilizarla mejor, ya que está omnipresente en nuestra vida diaria. El Año Internacional de la Química constituye un momento excepcional para dar a conocer mejor esta ciencia y su contribución al conocimiento, control y transformación de la materia.

En el número LA QUÍMICA Y LA VIDA – Enero-Marzo de 2011 del Correo de la UNESCO tenemos unos artículos especialmente interesantes que merece la pena leer:  Archivo PDF – 56 páginas (7 mo)

 Al igual que Monsieur Jourdain, el personaje de Moliere, hablaba en prosa sin saberlo, nosotrosrealizamos transformaciones químicas sin ser plenamente conscientes de ello. Desde la noche de los tiempos, todos los seres vivos fabrican mediante reacciones químicas los compuestos orgánicos necesarios para la vida. Nuestros antepasados, guiados por la intuición, inventaron decocciones, colorantes y aleaciones. Extrajeron de la naturaleza elixires, perfumes y medicamentos. La producción de hierro en el Níger, la coloración de plumas de pájaros en la Amazonia o la fabricación de papel en China, son otras tantas pruebas de las transformaciones, a menudo espectaculares, que el hombre realizó con la materia antes de conocer las leyes de la química. Empleó métodos cada vez más complejos, a veces incluso abracadabrantes, pero siempre inspirados en la naturaleza, hasta que la química moderna vio la luz en el siglo XVIII. Todo esto podemos leerlo en el artículo La singular historia de la quimica”.

 Si la enumeración exhaustiva de los servicios prestados a la humanidad por la química desde su nacimiento como ciencia en el siglo XVIII es una tarea casi imposible, el catálogo de las soluciones que prometen aportar los químicos a los problemas de nuestro planeta es a todas luces impresionante. La química analítica sobrepasa continuamente los límites de detección de las sustancias tóxicas. La nanoquímica incipiente obra auténticos milagros, aunque los riesgos que puede implicar no se hayan superado aún. Las nuevas generaciones de medicamentos ofrecen tratamientos contra el cáncer cada vez más eficaces. Aunque estamos viviendo en la era de la química combinatoria, del cribado de precisión a alta frecuencia y de la ingeniería molecular, la naturaleza sigue siendo nuestra mayor reserva de moléculas y los conocimientos tradicionales distan mucho aún de haber caído en el olvido. Sobre todo este tema trata el artículo “La Química en nuestra vida”.

Acerca de Elvira González

Asesora de Ciencias de la Naturaleza en el Berritzegune Central de Bilbao.
Esta entrada fue publicada en Enlaces, Libros y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s