¿Tabaco, nuevo biocombustible?

Una de las grandes críticas a los biocombustibles es que, entre otras cosas, podrían llevar el precio de los alimentos por las nubes si entran en el mercado de los combustibles productos como la soja, el maíz u otros alimenticios.

Pero un equipo de investigadores está estudiando la posibilidad de que sea el tabaco el que provea la materia prima de los biocombustibles, evitando así tener que utilizar exclusivamente combustibles fósiles, y apostando a las energías renovables. Así que mientras millones de personas están intentando dejar de fumar, los científicos están trabajando para que el tabaco tenga futuro  pero no para fumarlo, sino como combustible ecológico. Así lo piensan varias empresas y centros de investigación, entre ellos varios españoles. El objetivo es la obtención de bioetanol y biodiésel a partir de diversas variedades, en algunos casos mediante la utilización de ingeniería genética. Sus impulsores señalan las ventajas económicas y medioambientales: se da una salida a las plantaciones y se genera empleo en el mundo rural, se aprovechan terrenos no aptos para alimentos y se reduce la dependencia de los combustibles fósiles y su impacto en la contaminación y el cambio climático.

Podemos leer el artículo completo de Alex Fernández Muerza en la revista de Consumer .

Acerca de Elvira González

Asesora de Ciencias de la Naturaleza en el Berritzegune Central de Bilbao.
Esta entrada fue publicada en Debate y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s